Recibí las nuevas actualizaciones

Introduce tu dirección de e_mail:

contenido gratuito

domingo, 13 de octubre de 2013

Pío XII ¿involucrado con el Nazismo?



La noticia sobre la muerte del nazi Erick Priebke ha reflotado, según mi perspectiva, la acusación sobre el papa Pío XII, Eugenio Pacelli (1876 – 1958). En este artículo propongo una historia que los diarios locales parecen desconocer.


 El análisis que realiza el periodista Ítalo Pisani (ipisani@rionegro.com.ar) en el artículo denominado “El trágico check-in de amable apariencia” (“Río Negro”; 12/10/2013 p. 25) involucra al papa Pío XII en la fuga de los Nazis a la Argentina. Cito:
…Uno de los hallazgos de "Río Negro" en su cobertura del caso en Italia fue la confirmación para el mundo de que Priebke era un "peso pesado" que escapó ayudado por la Iglesia. La generosidad vino del austríaco Alois Hudal, poderoso funcionario que mantuvo frecuentes encuentros con el papa Pío XII (Eugenio Pacelli), criticado por su política de silencio frente a las crueldades del nazismo...
El fragmento aquí citado induce a pensar que “los frecuentes encuentros” de Alois Hudal con el papa Pío XII fueron los que permitieron a Erich Priebeke espacapar a la Argentina. De hecho el periodista recuerda que el papa en cuestión fue “criticado por su política de silencio frente a las crueldades del nazismo”. En suma, se acusa a la Iglesia católica de ayudar a escapar a los Nazis y al papa Eugenio Pacelli de ser por lo menos consecuente con el Nacional-socialismo hitleriano.

            En primer lugar, la Iglesia repudia el accionar nazista. El papa Pío XI el 14 de Marzo de 1937 publicó la encíclica denominada “Mit Brennender Sorge”: sobre la situación de la Iglesia Católica en el Reich Alemán. El papa Pío XI previo al inicio de la segunda Guerra mundial advertía sobre las concepciones erróneas del Estado Alemán. Se observaba la persecución de los fieles católicos y de otras religiones con la privación de la libertad religiosa. Eran tiempos en que los fieles veían su fe puesta a prueba. 

            El sucesor del Pío XI fue Eugenio Pacelli, quien tomo el nombre de Pío XII. Según John Cornwell “el papa de Hitler” (1999). Quienes critican a Pío XII afirman que no fue lo suficientemente duro con el accionar de Hitler y su silencio lo hace cómplice, y complaciente con el holocausto. No obstante, no son pocos los testimonios de personas judías que agradecen al papa sus declaraciones y sus acciones concretas para salvar vidas. 

            El rabino David Galin publicó “El mito del papa de Hitler” (Ciudadela, Rústica. 2006. ISBN 849351733X). En esta obra el rabino pone de manifiesto su agradecimiento por las vidas que papa Pío XII salvó en los años de la Segunda Guerra Munidal. Al fallecer Pío XII la ministra de Asusntos Exteriores de Israel, Golda Meir expresó: “cuando el terrible martirio se abatió sobre nuestro pueblo, la voz del Papa se elevó a favor de las víctimas”. Incluso el mismo Albert Eistein declaró: “Sólo la Iglesia se ha declarado contra la campaña de Hitler por la supresión de la verdad. Nunca antes había tenido un amor especial por la Iglesia, pero ahora siento un gran afecto y admiración porque sólo la Iglesia ha tenido el coraje y la tenacidad de alinearse en defensa de la verdad intelectual y de la libertad moral. Por ello, me veo obligado a confesar que ahora aprecio sin reservas lo que durante mucho tiempo desprecié”.

            De entre los judíos que agradecieron al papa Pío XII quisiera resaltar el caso de Eugenio Zolli. En su autobiografía “Antes del Alba” (Madrid, Palabra, 2004. ISBN 848239875X) expresa cómo fue su conversión al catolicismo. Dedica una extenso parágrafo que Zolli titula “La caridad en el corazón de Pío XII”. Para muchos es el mejor argumento a favor del papa Eugenio Pacelli.

            Para mayor información recomiendo: “Pacelli, un gentil Justo” de Néstor Tomás Auza, hitoriador e investigador del CONICET. “La Gestapo frente al Vaticano” de Édouard Husson Dr. en Historia. Especialista en historia contemporánea. Es profesor de Historia en la Universidad de París IV. Ha publicado, entre otras obras, Comprendre Hitler et la Shoah. Les historiens de RFA et l´identité allemande après 1945, PUF, París, 2000.

Otras Fuentes