Recibí las nuevas actualizaciones

Introduce tu dirección de e_mail:

contenido gratuito

viernes, 12 de octubre de 2018

12 de Octubre: Reflexión editorial

Cuando la tolerancia es peyorativa

Las referencias argentinas, al menos en el alto valle, sobre las personas latinoamericanas , son: bolita, paragua, chilota, negro. Se podrían agregar otras tantas denominaciones peyorativas sobre los hermanos de américa hispana o Latina. Pero la tónica de estas palabras no se afina en buscar el gen argentino a diferencia de los hermanos de la tan esperada “Patria Grande”.
En el artículo editorial sobre el actual 12 de octubre te propongo un reflexión a partir del viacrucis de de Adolfo Pérez Esquivel (premio nobel de la paz)
.
¿Qué significa el respeto por la diversidad cultural? ¿Es, acaso, la palabra “tolerancia”
la más apropiada?
A mi entender, la palabra tolerancia es una palabra negativa, de no aceptación del otro, sino de “soportar” al otro. En otras palabras  es como si dijéramos: “No comparto tu opinión, pero te tolero”. Creo que deberíamos cambiar esta respuesta por otra, que implique comunión, encuentro, comprensión.
La idea, es la de San Agustín: “no se puede amar lo que no se conoce”.
El paño de Adolfo Perez Esquivel, nos muestra de un impacto a Cristo al centro, personas a su lado y hacia atrás huellas de una historia dolorosa. La destrucción de culturas autóctonas, la represión en un pasado cercano, idiomas que ya no existen y personas a quienes no se las reconoció como tal.
Sin embargo, en las personas y en Cristo mismo se encuentra una esperanza del encuentro entre culturas diversas, que en una comunión fraternal pueden generar una nueva cultura.
Estos son los casos de Enrique Angel Angelelli obispo argentino de la Rioja y  Oscar Romero obispo del el Salvador. Tanto uno como otro son considerados hoy mártires – testigos de la fe en Cristo Señor y Salvador. El testimonio que dieron, con su propia vida, es una esperanza,  de que el sufrimiento, la injusticia y el dolor de toda persona sin importar su cultura, puede ser redimido porque Cristo en la Cruz nos otorgó la Gracia en forma gratuita.
La fe Católica profesa que en Cristo se encuentran unidas las personas del mundo entero, porque él, siendo Dios,  quiso reconciliar a las género humano con el Padre Eterno. Por esto, en Cristo, como dice San Pablo:

“ …ya no hay judío ni pagano, esclavo ni hombre libre, varón ni mujer, porque todos ustedes no son más que uno en Cristo Jesús” (Gal 3, 28)
...........................................................................................................

Te puede interesar


Comunicar la familia

Comunicar la familia: Ambiente privilegiado del encuentro en la gratuidad del amor.


Con este lema el papa Francisco dio su mensaje para la preparación a la joranda munidal de las comunicaciones sociales. La familia se ha encontrado en el centro de la reflexión que la Iglesia ha realizado durante el sínodo extraordinario celebrado meses atrás. A su vez, el próximo mes de octubre, se retomará la relfexión en el sínodo ordinario. En este marco, Francisco dijo:
 "he considerado oportuno que el tema de la próxima Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales tuviera como punto de referencia la familia. En efecto, la familia es el primer lugar donde aprendemos a comunicar".