Recibí las nuevas actualizaciones

Introduce tu dirección de e_mail:

contenido gratuito

martes, 20 de enero de 2015

La muerte del fiscal Alberto Nisman




El hecho y unos pasos de la investigación

El fiscal había denunciado que la presidente Cristina Fernández había interferido en la investigación contra la causa AMIA. El 19 de enero, el fiscal debía presentarse en el senado de la nación a las 15hs para responder a las preguntas de los senadores sobre cuáles eran las pruebas que el fiscal aseguró que tenía para realizar tan grave denuncia.

En la madrugada, alrededor la 1 am se dio a conocer que se había encontrado al fiscal Nisman en el baño de su departamento en el barrio de Puerto Madero. Según trascendió las pericias indicarían que el propio Nisman se habría disparado en la sien con un revólver calibre 22. No obstante, según se han realizado las pericias, no encontraron pólvora en las manos del fiscal. Lo cual no implica que Nisman no se haya disparado. Se trata de un revólver 22 y por ser pequeño no habría dejado la cantidad de pólvora suficiente.
 
A pesar de que Nisman tenía un arma propia, el arma encontrada era de un colaborador del fiscal. La persona se presentó ante la fiscal Viviana Fein voluntariamente para dar esta información. Por su parte, la ex esposa del fiscal quiere ser querellante de la causa. Para ella no es posible que Alberto Nisman haya querido suicidarse.

Los medios
La noticia ha despertado todas las especulaciones. Se ha repetido hasta el cansancio: “se debe ser prudente en las declaraciones”. Sin embargo, lejos de la prudencia queda en evidencia que quienes son “opositores” subrayan la desconfianza en la teoría del “suicidio” y apuntalan la idea más difundida en el “suicidio inducido”. Por su parte, los medios “oficialistas” defienden la primera hipótesis.

La otra cara de los medios se ha mostrado haciéndose eco de las declaraciones políticas. Mauricio Macri (PRO), Sergio Massa (Frente Renovador), Ernesto Sanz (U.C.R), cada uno a su tiempo, convocando a la prensa, expresaron el mal institucional que la muerte del fical Nisman genera, como así también exigieron la pronta investigación sobre la verdad de lo acontecido. Mientras que del lado oficialista, Julian Dominguez (FpV), expresó sus dudas como así también el deseo de saber por qué Nisman interrumpió abruptamente sus vacaciones. Todos desean saber si las pruebas que Nisman decía tener están bien resguardadas y las quieren conocer.

Mientras se investiga los medios parecen tener todas las hipótesis en la palma de la mano. La fiscal que entiende en la causa Nisman, Viviana Fein, aseguró no ser mediática pero los medios le quebraron la palabra y en pocas horas tanto su imagen y como su voz estaban en todos lados. Cada medio parece investigar a su vez, se consulta a expertos en balística, se interroga a psicólogos, se plantea la idea del asesinato encubierto como que parezca una suicidio, así se aumenta el rating. En pocas palabras, los medios, tanto opositores como oficialistas, “embarran la cancha”.

Actitud de CFK
La presidente Cristina Fernández de Kirchner no convocó a la prensa para hacer público su opinión al respecto. Envió una carta a través de la red social Facebook. Sin embargo, la magnitud de los hechos que a su vez entorpecen la investigación sobre el atentado terrorista de la Asociación mutual israelita era de esperar declaraciones por cadena nacional y no una carta en la red social.

Conclusión
En 30 años de democracia, no es la primera vez que los argentinos enfrentamos una noticia que nos conmueve, nos llena de indignación, de sospechas, de dudas. Recordemos épocas de Alfonsín, la tablada, la hiperinflación, la renuncia de ex presidente. En épocas de Menem, el atentado a la AMIA, la muerte de su hijo, las ventas ilegales de armas, el crimen de José Luis Cabezas y el suicidio de Alfredo Yabran. En épocas recientes la desaparición de Julio López, la tragedia de Once, la tragedia de Cromañón.

Muchos de los casos que traje a la MEMORIA tristemente poquísimos han sido resueltos con VERDAD y JUSTICIA. Pregunto a la ciudadanía y a los elegidos por el pueblo para gobernar ¿deberemos sumar la muerte del fiscal Alberto Nisman a esta lista de impunidad?